El pico de gallo es una de las recetas más famosas y tradicionales de la comida mexicana. Hay diferentes tipos dependiendo del uso que se le de en cada plato, aunque lo cierto es que no hay rincón de México donde no se prepare y disfrute este aliño. ¿Sabías que hay pico de gallo dulce y salado? Sí, es una receta versátil que tiene como único requisito que los ingredientes estén picados en pequeños cuadraditos para que todos los sabores se integren a la perfección.

En la comida Tex-Mex el pico de gallo es el ingrediente con el que se complementan los tacos, burritos, las quesadillas y carnes. ¿Quieres aprender a preparar esta receta? ¡Te lo explicamos todo!

Pico de gallo ¿Salado y dulce?

Este sabroso aliño también es conocido como salsa bandera o salsa mexicana, ya que sus ingredientes: limón, cebolla blanca, jalapeños, tomate y cilantro, tienen los colores de la bandera de México. Si quieres que tu salsa no quede picante, puedes sustituir los jalapeños por pimientos rojos y verdes. Te aseguramos que queda igual de deliciosa. Además, en ocasiones también puede llevar dados de aguacate.

Si prefieres preparar un pico de gallo dulce, lo más común es utilizar frutas de temporada, pepinos, lima y, por supuesto, chile en polvo. Cualquiera de las opciones que elijas, dulce o salada, será fresca y muy ligera.

¿Cómo se prepara el pico de gallo?

La receta del pico de gallo es muy sencilla de preparar y puede adaptarse al gusto de cada persona. Esta es la forma tradicional de prepararlo y como lo encontrarías en muchos restaurantes en México.

  • 1 Tomate

  • 1 Pimiento rojo pequeño

  • 1 Pimiento verde pequeño

  • 1 cebolla pequeña

  • ½ manojo de cilantro

  • 1 o 2 chiles jalapeños o serranos dependiendo de lo picante que lo desees

  • 2 cucharadas de zumo de limón

  • Sal al gusto

  • Aceite de oliva (opcional)

Para prepararlo basta con cortar todos los ingredientes en cuadraditos pequeños, quitando las semillas del tomate y los jalapeños, y dejando únicamente las hojas del cilantro. Después se mezcla todo muy bien, se agrega el zumo de limón, la sal y un poco de aceite de oliva y… ¡listo!

Si quieres disfrutarlo junto con auténticos platos de comida Tex-Mex, te invitamos a que pruebes nuestra versión en Tako Away y lo combines con tacos, burritos o lo que más te apetezca. Incluso sin salir de casa, ¿te atreves?