El picante, ese ingrediente indispensable en la buena comida mexicana, puede asustar a más de un paladar, pero lo cierto es que un buen toque de picante puede transformar cualquier plato y hacer que los sabores resalten de forma asombrosa.

Desde hace siglos el picante se ha utilizado en la cocina para conservar alimentos y como barrera para evitar infecciones, aunque sus beneficios son mucho más variados. ¿Tienes curiosidad? Te contamos todos los entresijos del picante.

Los beneficios de la comida picante

Nuestras salsas para elegir

Un buen chile o un generoso añadido de deliciosas especias picantes aportan al cuerpo una sustancia llamada capsaicina, que provoca esa sensación de ardor o picor en la boca y acelera el metabolismo. Esto hace que seamos capaces de quemar calorías solo con una subida de temperatura corporal y nos sintamos satisfechos más rápido al comer.

Por ende, un poco de salsa picante puede ayudarte a mantener un peso saludable mientras disfrutas de sabores ligeramente más intensos. Asimismo, la capsaicina, rica en vitamina A y C, es muy beneficiosa para las personas con problemas de circulación e hipotensión, pues incrementa el flujo sanguíneo logrando que más sangre llegue al corazón y se fortalezcan los tejidos de los vasos sanguíneos. Por cierto, ¿sabías que se cree que el picante es un gran afrodisíaco por su alto contenido en vitamina C?

Comer picante también puede ayudar a mejorar los problemas de congestión nasal y combatir enfermedades como el asma, la bronquitis o la sinusitis. Además, provoca que el cuerpo segregue serotonina y muchas endorfinas, por lo que te sentirás más feliz y relajado. Como ves hay muchos motivos para atreverte a comerlo, ¿cierto?

¿Cómo comer picante?

La mejor forma de probar el picante es hacerlo poco a poco. Los chiles tienen grados de picor y no todos se recomiendan para todas las preparaciones. Si eres novato, lo mejor es que empieces con los más suaves y algunas especias como la pimienta y el jengibre. Después, y a medida que tu nivel de tolerancia aumente, puedes probar recetas con sabores más fuertes.

Anímate a profundizar en la comida mexicana, experta en estos temas y donde el arte se encuentra en equilibrar los sabores más picantes con algunos otros que refrescan como el limón y el cilantro; mientras se aprovechan los sabores más neutros y dulces en verduras, vegetales y carnes.

Ven y disfruta con nosotros las recetas más hot y sabrosas de la comida Tex-Mex. En nuestra carta las podrás identificar con hasta 3 chiles. Verás que pronto te conviertes en un amante de la comida picante.